Punto ciego

Hoy os traigo una entrada breve, pero muy curiosa e interesante, al menos a mí siempre me lo ha parecido. Hablaremos del punto ciego existente en los ojos de los humanos (también existe en muchos animales).

Y… ¿a qué nos referimos exactamente con eso del punto ciego?

Para entenderlo hay que repasar un poco la anatomía de la retina, que ya vimos en la entrada del ojo humano en números (http://opticaporlacara.com/el-ojo-humano-en-numeros). En ella decíamos que en la retina hay una zona circular donde no existen fotorreceptores (conos y bastones) que recibe el nombre de papila óptica o disco óptico. Aquí se produce un escotoma (zona de ceguera) aunque en este caso sería fisiológico. Como podemos observar en el esquema siguiente, esta es la zona de la retina de entrada del nervio óptico:

 

punto ciego

Porción de retina central.
*Nótese la falta de fotorreceptores en el área de la papila óptica

 

conos y bastones

Detalle de los fotorreceptores

 

Bien, por tanto tenemos que hay una pequeña zona que no transmite información visual al cerebro… pero aun así nosotros no percibimos que siempre hay una parte de nuestro campo visual que no observamos… entonces pensarás: ¿qué me estás contando? Pues la clave de todo ésto la tiene, como siempre, el cerebro. Es muy listo y digamos que sabe que cartas jugar: la falta de información visual de la zona del punto ciego de uno de los ojos, la suple con la información visual que le proporciona el otro (en condiciones de buena visión binocular que no siempre se tiene pero eso es otra historia).

Sí pero, si nos tapamos un ojo tampoco percibimos ninguna “zona invisible” ni nada por el estilo. Una vez más, el cerebro recrea la falta de información visual a partir de la información que ya tiene del resto del entorno visual.

Para desenmascarar este punto ciego, existen una serie de tests muy sencillos. Os pongo uno de ellos y os explico los pasos para hacer invisible una parte de nuestro campo visual:

 

test-punto-ciego-mio

Haz click sobre la imagen para ver el test a mayor tamaño

 

Para hacer esta prueba, debemos tapar nuestro ojo izquierdo y fijar el ojo derecho, sin moverlo, en el círculo a una distancia de unos 15-20 centímetros (según si abres el test aparte, con mayor tamaño). En esta situación, la X habrá desaparecido. En el caso de que la veas, varía la distancia levemente sin quitar el ojo del círculo. También podemos alejarnos hasta que ahora desaparezca el triángulo, en lugar de la X (recuerda: siempre fijando el ojo derecho en el círculo).

Es interesante decir que las características del fondo no influyen en absoluto, por lo que si el fondo es de distinto color, como el siguiente test, los resultados son los mismos:

 

test-punto-ciego-mio-fondo-negro

Haz click sobre la imagen para ver el test a mayor tamaño

 

Nada más, espero que si no conocías este fenómeno visual te haya gustado la demostración y hayas aprendido el por qué. ¡La verdad es que sorprende!

¡Un saludo!

 

Fuentes/agradecimientos:

– Universidad Complutense de Madrid: (http://www.ucm.es/info/gioq/fenopt/imagenes/puntociego/index.htm)

– Esquemas de la retina y fotorreceptores: http://psicologiapercepcion.blogspot.com.es/p/vision_15.html
(Página de docencia de la asignatura de Psicología de la Percepción. Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. Profesor: Antonio L. Manzanero)

http://danielbolivar.wordpress.com (ilustración de la cabecera)

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *